Cómo me cambió de opinión seguir una carrera en Internet en la industria de la relojería y la joyería


Cambiar tanto de opinión es algo a lo que me he acostumbrado bastante en los últimos años. Todo comenzó con una lesión cerebral traumática (TBI) que recibí después de un terrible accidente. Como resultado, tuve que reevaluar por completo lo que quería hacer con mi vida. Aunque fue una decisión difícil, finalmente decidí seguir una carrera en la web y abrir una tienda de relojes y joyas.

Cuando comencé a explorar este nuevo campo, me sorprendió ver la variedad de opciones disponibles para elegir. Podría centrarme en crear una tienda única de piezas que sean verdaderamente únicas, o podría convertirme en un especialista en evaluar y vender relojes de lujo usados. De cualquier manera, estaba emocionado de empezar.

Por supuesto, yo también tenía algunas reservas. Después de todo, la industria de la relojería y la joyería es muy competitiva y hay mucho en juego. Pero estaba seguro de que con trabajo duro y dedicación podría construir una tienda de comercio electrónico exitosa en este campo.

Así que, después de investigar y planificar, finalmente decidí dar el salto. Me inscribí en una clase sobre creación de sitios web, así como un poco sobre relojería y diseño de joyas. Empecé a mirar joyas únicas y también a mirar relojes antiguos. También comencé a establecer contactos con otros profesionales de la industria y a explorar el mercado. A medida que aprendí más sobre el oficio y el lado comercial de las cosas, me sentí cada vez más entusiasmado.

Con el tiempo, me he formado mucho en mi campo. Y aunque todavía tengo mucho que aprender, me enorgullece decir que he construido un negocio semi exitoso en la venta de relojes y joyas. Incluso hoy en día, mi pasión por este oficio sigue creciendo.

En definitiva, me alegro de haber tomado la decisión de seguir esta carrera, a pesar de los desafíos que enfrenté en el camino. Ha sido increíblemente gratificante y enriquecedor ver hasta dónde he llegado. Con cada nuevo sitio que creo y cada nuevo cliente con el que entro en contacto, recuerdo que puedo hacer cualquier cosa que me proponga. Y ese pensamiento es el mejor sentimiento de todos.
Regresar al blog